¿Qué expresa el lenguaje corporal del Sr. Trump?

Trump

Si quisiéramosresumir en tres palabras lo que Donald expresa a través de sus microexresiones y lenguaje corporal, serían: Altanería, desprecio y enfado contenido.

Aquí les va la explicación científica antropológica de cada microexpresión:

AU4 (Se junta la parte interna de las dos cejas) ¿Su interpretación? Enfado. Este clúster tiene su origen antropológico en la protección de la parte sensible del ojo ante posibles arañazos y agresiones. Los músculos responsables son el occipitofrontal y el corrugador de la ceja.

AU23 (Afinar los labios) ¿Su interpretación? En su interpretación menos conflictiva, significa análisis y consideración. En su interpretación más conflictiva significa enojo o desagrado contenido. Al juntar este clúster con el anterior (AU4) sin duda llegamos a la conclusión que, en este caso, el Sr. Trump está conteniendo su enfado.

M53 (Levantar la cabeza) ¿Interpretación? Altanería. Su explicación antropológica reside en que, al levantar la cabeza; el cuello, la parte más vulnerable de nuestro cuerpo queda expuesta; como diciendo “te reto, no te tengo miedo”. Es por eso que M53 se relaciona con soberbia y altanería.

Derivado de lo anterior, podemos concluir que el lenguaje corporal del Sr. Trump expresa desprecio, enfado y altanería hacia quien, seguramente le está cuestionando algo que no le es de su agrado.

Si la información de este artículo te resultó interesante, te agradecería que me regalaras un like y me compartas.

No dudes en contactarme para un entrenamiento personalizado en “Microexpresiones, Lenguaje Corporal y Detección de Mentiras”. Te invito a que visites mi página de facebook: @hugojaramillocoach.

¡Hasta la próxima!

Hugo Jaramillo

Anuncios

¿Qué relación existe entre la inteligencia emocional y el éxito?

“El éxito y el fracaso no se miden por lo que la gente puede hacer. Lo que los seres humanos  pueden hacer es increíble, lo que harán en cambio,  es usualmente defraudante. Alejandro Plagiari

Las personas tienen el potencial de mejorar su situación financiera tanto como lo deseen; sin embargo, solo unos pocos lo hacen.

En mi experiencia como instructor, he aprendido, que a los que les va mejor, financieramente hablando, no son aquellos necesariamente a los que les va mejor en la escuela, ni a los que se consideran eruditos, ni los que atendieron a alguna universidad particular en donde la inversión ha sido una verdadera fortuna. Hace apenas unos meses, estudiantes de ciencias de la UNAM y del IPN  obtuvieron el primer lugar en  el International Genetically Engineered Machines (IGEM), triunfando sobre competidores pertenecientes  a universidades de la talla  de Harvard y el MIT, solo por mencionar un ejemplo.

why_you_need_emotional_intelligence_to_succeed

Ok ok…  y, ¿entonces cuál es la clave?

Sigue leyendo

Las cosas cambiarán cuando cambies tú

Estimados lectores:

Nos encontramos en vísperas del inicio del nuevo año  2017. Y  ante este importante acontecimiento, la gente acostumbra a recibir el año nuevo  de diferentes maneras; algunas de ellas muy tradicionales, como el conteo regresivo de los 12 meses del año, con sus respectivas 12 uvas frescas. ¿Y qué decir de los alegres abrazos, mientras decimos: ¡Felicidades! ¡Que todos tus deseos para este año, se hagan realidad!

Existen también otras formas muy particulares para recibir el año, inclinándose más hacia las creencias en ciertos rituales, como vestir ropa interior de colores rojo y amarillo para atraer el amor y la abundancia; así como entrar y salir  varias veces por la puerta principal,  con un par de maletas, para atraer  en el año entrante, los viajes que siempre se han querido realizar.

new-years-day-972294_960_720

¡Para que las cosas cambien necesitas cambiar tú!

Dentro de unas cuantas horas, cuando el reloj marque las doce: estaremos brindando, riendo, abrazándonos,  chocando las copas, diciendo ¡salud! Motivados por el ambiente y  la algarabía; nos atreveremos a lanzar promesas; a decir….”ahora sí, a partir del 2 de enero me pongo a dieta; me inscribo a un gimnasio; voy a dejar de beber, de fumar, etc. etc.

…Un momento… ¿qué todos esos propósitos no son los mismos del año pasado?… ¿Y del antepasado?… Es más… ¿los mismos de hace 5 años?

¡Sí! … ¡Efectivamente!… y lo más seguro, es que serán los mismos ¡para los próximos 5 años más!

¿Me equivoco?

Sucede que en una gran fiesta, todos somos buenos amigos. Sin embargo,  cuando las cosas se ponen difíciles… entonces la cosa cambia… ¿dónde se encuentran ahora mis supuestos amigos de la fiesta? ¿A dónde se han ido?

Pues lo mismo pasa con nuestras promesas para año nuevo. Después de la emoción de la noche; cuando el día 2 de enero suene el despertador a las 6 de la mañana y esté oscuro y haciendo frío; también nos preguntaremos: … ¿A dónde se fue el entusiasmo por hacer ejercicio? ¿Por hacer la dieta? ¿Por dejar de fumar; de tomar; de mentir; de robar…de cambiar?

Comienza entonces una guerra civil interna; la más difícil de todas; entre tu  “yo” vicioso, arraigado, acostumbrado a su zona de confort; al que no le gusta ser incomodado; que ha hecho las mismas cosas, de la misma manera,  año tras año.

¿Sabes cómo Einstein describía la locura? – Como “hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes”

Ahora yo te pregunto, y lo único que te pido es que seas honesto contigo mismo(a): ¿Cómo han sido tus últimos 5 años? ¿Te sientes feliz con tu estilo de vida? ¿Estás  orgulloso de ser quien eres?….Porque si no es así; si los últimos 5 años de tu vida no han sido como hubieras querido; necesitas cambiar y necesitas hacerlo ¡ya!… de lo contrario, dentro de 5 años estarás justificando en lugar de celebrando.

Este es el mejor descubrimiento al que he llegado en mi aún corta vida: “para que las cosas cambien, necesitas cambiar tú” ¡si tú cambias, todo cambia! De otra manera, a menos que cambies quien actualmente eres, siempre obtendrás lo que hasta ahora obtienes. Es así de sencillo ¡no  fácil!… sencillo; porque no tienes que buscar en los oráculos, ni en los horóscopos tu fortuna. Ni siquiera tienes que gastar tu dinero para adquirir amuletos y hacer rituales extravagantes para atraer mejores resultados para este año entrante.

Déjame decirte algo: mejores personas; mejores circunstancias; mejores condiciones y mejores resultados, los atraes a ti, por el tipo de persona en la que te conviertes; al convertirte en una persona más atractiva. Y sobra decir que no me refiero nada más al aspecto físico; me refiero a una nueva y renovada filosofía de vida, que puedes adquirir convirtiéndote en un mejor lector; en un mejor comunicador; en un mejor líder.  Los buenos deseos no son suficientes. La motivación por sí sola no es suficiente. El trabajo por sí solo no es suficiente. En cambio, es el deseo ferviente de alcanzar un objetivo,  traducido en acciones contundentes, con resolución y disciplina lo que produce el milagro del cambio.

Tu mejor aliada es tu voluntad ¡Cultívala! fortalécela día con día con pequeñas decisiones. Puedes comenzar  a partir de hoy,  prometiéndote a ti mismo que este día  no mentirás; no criticarás; no juzgarás; cumplirás sin quejarte  lo que prometiste.

El maestro dijo:…”el que ha demostrado ser fiel en lo pequeño, se le confiará el reino” Lc.16-10

Por todo lo anterior; mi deseo para ti en  este inicio de año, es que tengas la voluntad suficiente para alcanzar el éxito en todo lo que anhelas,  y principalmente,  para vencer al mayor de los obstáculos…..que serás tú mismo.

¡Feliz y exitoso inicio de año!

Hugo Jaramillo

Y AHORA ¿QUIÉN PODRÁ DEFENDERNOS?

maxwell2

La calidad de tu vida está determinada por la calidad de tus decisiones

No es lo que sucede, sino cómo reaccionas a lo que sucede, lo que hace la diferencia.

El resultado de tu vida, es la acumulación de las consecuencias de tus decisiones. Tus decisiones se ven influenciadas, principalmente, por el entorno en el que te relacionas; tu familia; tus amistades; tu trabajo; el lugar en donde estudias; los lugares que frecuentes; el tipo de libros que lees…..etc. etc.

Me atrevo a decir esto, porque entiendo que muchos amanecerán hoy deprimidos o consternados por la victoria de Donald Trump, sin embargo, tomando la premisa que comentamos al inicio, te tengo una buena y una mala, dependiendo a la manera en que acostumbres ver la vida:

La mala, es que Trump no podrá ser la excusa de porqué no eres lo que te gustaría ser, o porqué no tienes lo que desearías tener. La buena, es que, a pesar de que Trump sea presidente, tu vida puede mejorar a partir de este momento, ¡Sí ! Tomando mejores decisiones, comenzado por levantarte, ir a trabajar o a estudiar, y poniendo todo lo que tienes en todo lo que haces.

Decía el Dalai Lama “si algo tiene solución, no tienes de qué preocuparte. Y si no la tiene, preocuparte no sirve de nada”. Ahora bien, no estoy diciendo que el caso Trump no vaya a afectar a México, cuando tenemos pleno conocimiento sobre la situación de nuestros migrantes. Lo que te quiero decir, es que afectará más tu vida, la vida de tu familia y la de tu comunidad; la calidad de tus propias decisiones. Por ejemplo, supongamos que quieres mejorar tu vida encontrando un mejor trabajo. Hoy podrías hacerlo, sin embargo dices “mejor mañana, porque hoy está nublado”………¿me explico?…… Después no se vale decir: “Qué difícil está la situación, no encuentro trabajo en ningún lado”…….Bueno, pues a esto me refiero. Corea del Sur tiene décadas lidiando con una amenaza real y constante: Corea del Norte, y aún así, es una economía de primer mundo, punta de lanza en tecnología, de la cual salen productos de las marcas Samsung, LG, Hyundai, entre muchos otras.

¿Quieres que las cosas cambien? Comienza por cambiar tú: asumiendo la responsabilidad de lo qué haces; siendo honesto; justo; congruente; demuestra empatía, cortesía, aprecio sincero por tus semejantes.

 Si tanto dices estar preocupado por tu país, entonces ocúpate por convertirte en la mejor versión posible de ti mismo. Desarrolla tus capacidades al máximo. Sé una diferencia en tu comunidad; una luz en la oscuridad;  un ejemplo a seguir. Haz de tu vida una obra de arte, de tal manera que los que no hallen el camino, puedan verte y encontrar en ti una inspiración que les de una razón por la cual crean que vale la pena seguir adelante y luchar la mejor de las batallas, como dijo Krishna a Arjuna en el Bhagavad Gita “por el restablecimiento de la virtud”

Para que las cosas cambien, debes cambiar tú. Comienza por ti.

Hugo Jaramillo

La amistad y la suavidad son más poderosas que la furia y la fuerza

 

Una vez el sol y el viento discutieron para definir quién era el mas fuerte, así que el viento le dijo; te demostraré que yo soy más fuerte. ¿Ves ese anciano envuelto en su capa?, te apuesto a que le haré quitársela más rápido que tú. Así que el viento sopló y sopló, pero mientras mas fuerte el viento, el anciano mas se aferraba a su capa. Vencido el viento, el sol salió y sonrió benignamente sobre el anciano, al poco tiempo el anciano se quitó la capa ante la tibieza del sol. EL sol demostró entonces al viento que la amistad y la suavidad son más poderosas que la furia y la fuerza. Esopo

sol

La amistad y la suavidad son más poderosas que la furia y la fuerza

“La mejor manera para lograr que una persona haga algo, es que quiera hacerlo” Dale Carneggie

¿Cuantas veces nos equivocamos al pensar que es a través del miedo y la amenaza el único camino para conseguir que se hagan las cosas? cuando la mejor  manera es despertar un interés genuino en la otra persona para que realice lo que le solicitamos.

Cuando le mostramos a nuestro cliente, proveedor, trabajador o supervisor, el beneficio real de hacer o dejar de hacer algo, se vuelve  evidente  la diferencia entre sostener una relación profesional o comercial  sujeta únicamente por el interés egoísta de la parte que tiene una posición ventajosa; a una relación cordial, de empatía y cortesía, mostrando un interés sincero por mi semejante. Estas  son las bases para una relación de largo plazo.

Existe una mala percepción que se ha convertido en firme  creencia, que supone que el ser amable y cortés, te convierte en una persona débil…..¡Que mentira más grande!, bien dice la frase ” lo cortés no quita lo valiente” porque para ofrecer una disculpa por ejemplo, se necesita más valor que para decir un insulto. ¿Porqué? He aquí lo interesante:

El insulto es un acto inconsciente, es una respuesta emocional automática ante un estímulo o provocación, de ahí que es difícil controlarlo, porque es una respuesta condicionada, un mal hábito cuyas consecuencias son desastrosas.

En cambio, una disculpa es un acto de la consciencia, que como seres humanos, tenemos  la capacidad de reflexionar sobre nuestros actos, de vislumbrar las consecuencias de lo que estamos por realizar y en función a eso elegir una respuesta inteligente, por encima de nuestras emociones.

Cuando ofreces una disculpa, estás sometiendo a tu yo más básico;  instintivo, impulsivo y poseedor de un orgullo obsesivo que te esclaviza a responder una y otra vez de la misma manera. Está, por el contrario, emergiendo victorioso el yo capaz de crear civilizaciones, el yo reflexivo, el menos animal y más divino. La esencia verdadera del ser humano.

Es por eso que para ofrecer una disculpa se necesita más valentía que para decir un insulto. Es por eso que la amabilidad y la cortesía nos hacen fuertes, no débiles.

Es por eso que como dijo el sol en la fábula:  la amistad y la suavidad son más poderosas que la furia y la fuerza.

Hugo Jaramillo

TU PROPÓSITO; La decisión más importante de tu vida.

 

Definir el propósito u objetivo de vida es la decisión más importante que pueda tomar cualquier  persona.

A partir del momento en el que sabes qué es lo que realmente quieres, ya te has separado de la mayoría de la gente que se encuentra a tu alrededor y del mundo entero.

Earl Nightingale, de “Naightingale-Conant Corporation”, empresa líder en temas de desarrollo humano a nivel mundial, realizó  una grabación que lleva el nombre de “The Strangest Secret”, en la cual expone una serie de datos muy interesantes, como por ejemplo, que de 100 personas que comienzan igual a los 25 años, para cuando cumplan 65 años: 1 será rica, 4 serán financieramente independientes, 5 seguirán trabajando y 54 estarán quebrados dependiendo de otros para cubrir sus necesidades básicas.

Además de esto, según los resultados  de su estudio,  solamente una de veinte personas tiene un propósito de vida. Es decir; solo  el 5% de la población ¡sabe realmente  qué  es lo que quiere! ¿Qué te parece?

Durante los 31 minutos de la grabación, el autor habla constantemente de la importancia de tener objetivos claros en la vida. Algunos seres humanos los tienen, otros no. Los que tienen objetivos saben  hacia donde deben dirigirse para realizarse y alcanzar lo que se proponen, mientras que los que no los tienen, caminan sin saber hacia dónde quieren ir.

“No existe viento a favor para el que no sabe hacia dónde va” Séneca

propositoDefinir un propósito u objetivo de vida es la decisión más importante en la vida de cualquier ser humano, debido a que nos proporciona una dirección, un sentido del porqué hacer las cosas. Nos abre la mente para saber que cosas hacer y qué cosas no hacer, cuáles tomar y cuales dejar pasar. Nos  permite también refinar nuestro sentido de orientación para poder elegir la información, experiencias, personas y entorno en general que nos ayudarán a llegar donde queremos estar en un futuro y que nos permitirá cosechar los frutos deseados, ya que como alguna vez escuche sobre un extracto bíblico: “esta vida no ha sido diseñada para cosechar lo que se necesita, sino para cosechar lo que se ha sembrado”.

Cuando tenemos un propósito bien definido, crece dentro de nosotros un ardiente ¡si al mismo!, que nos permite decir un  ¡no inquebrantable! a todo aquello que solo introduzca ruido y duda en nuestro camino hacia nuestro destino.

 ¿Te suele pasar que requieres mucho tiempo para tomar una decisión? ¿Tomar decisiones te pone de mal humor? ¿Continuamente solicitas consejo acerca de todo lo que debes realizar?

Este tipo de situaciones son síntomas de la falta de objetivos claros en la vida. El no poder distinguir las consecuencias de las decisiones que estamos por tomar, nos conducen a un estrés constante. Lo más delicado de esta situación, es que podemos ceder nuestro libre albedrío a terceros para que sean ellos quien decidan por nosotros ante nuestra falta de claridad – ¿No me crees?- Cuando fue la última vez que llegó tu tía, tu amiga, tu compañera de trabajo con el último ofrecimiento de venta por catálogo tratando de convencerte de que le compres y tú, a pesar de que no quieres hacerlo, terminas diciendo Si por temor – ¿qué va a pensar de mí si le digo que no?- Probablemente se sentiría conmigo. Así que permites que alguien más decida por ti. Y todavía crees que tienes razón en molestarte: ¡porque te obligaron a comprar algo que no querías!  –  ¿De quién crees que sea la culpa? ¿De tu tía la vendedora? –  No lo creo.

Recuerda, cada decisión que tomas será el ancla o el viento para tus velas. Si sabes hacia dónde te diriges, la fuerza de tu propósito te defenderá de las tempestades de los inconvenientes y te protegerá del canto de las sirenas, que te invitarán a estrellarte contra las rocas del remordimiento.

 Cada instante estás a un solo segundo de tomar la decisión más importante de tu vida. ¡Hoy puede ser para ti ese gran día! si así lo decides.

                                                                                                                                                    Hugo Jaramillo

 

 

 

 

 

 

 

Gratificación instantánea vs. recompensa a largo plazo

Si quieres algo mejor, puedes esperar

En 1970 se llevó a cabo un experimento por parte de la universidad de Stanford a cargo del Psicólogo Walter Mischel. El experimento consistió en poner a disposición de un grupo de niños de preescolar de manera individual un malvavisco en un plato frente a ellos y el Dr. Mischel les decía que si no se lo comían y esperaban un poco a que hiciera unas diligencias, cuando regresara les iba a regalar dos golosinas más.

Muchos de los niños se cubrían los ojos con las manos para evitar estar viendo el dulce. Otros daban patadas a la mesa. Otros se contorsionaban o se tiraban del pelo en desesperación y angustia durante la espera forzada. Al final, pocos fueron capaces de esperar el tiempo requerido que era de unos quince minutos. La mayoría sólo pudo aguantar un minuto en espera, comiendo la golosina tan pronto como el dr. Mischel salía de la habitación.

El Dr. Mischel dió seguimiento a los niños participantes del experimento, y en 1985, cuando habían terminado el bachillerato, envió a sus padres un cuestionario con preguntas de diversas características destinadas a medir sus habilidades para responder ante situaciones de estrés y comportamiento social en general, al mismo tiempo que consiguió copias de las pruebas SAT, las cuales miden capacidad de razonamiento, agilidad mental y estratégica.

La conclusión fue muy reveladora, ya que los niños que fueron incapaces de esperar en el experimento y se comieron la golosina de inmediato, mostraban más tarde como jóvenes, problemas de comportamiento en su hogar y en la escuela, además de tener más dificultades con el manejo de situaciones estresantes, a menudo careciendo de la capacidad de mantener la atención requerida a una tarea específica por el tiempo determinado. En cambio, el niño, que a los cuatro años era capaz de esperar los quince minutos, lograba mejores resultados en todas las pruebas escolares estándar, así como un mejor comportamiento social y habilidad superior para el manejo del estrés.

De la habilidad que te estoy hablando es Auto control, que es la capacidad que tiene una persona para ejercer su voluntad sobre sus impulsos. Impulsos que nos invitan a satisfacer nuestro placer inmediato, mientras que la voluntad, acto de la consciencia nos recuerda que si somos capaces de esperar vendrá algo mejor.

El-test-del-malvavisco

“Si quieres algo mejor, puedes esperar”

En el ámbito de la economía y las finanzas personales, la comprensión de este concepto es vital si queremos cambiar nuestra situación financiera personal así como  la de nuestra familia. Tal  como el malvavisco, a la persona se les presentan todo tipo de incentivos y tentaciones que la invitan a no esperar, a no ahorrar, a no invertir, en cambio; a gastarse hasta el último centavo dándole gusto al impulso, al placer inmediato, dejando para después las mejores oportunidades para cambiar su condición actual, una condición que le es imposible cambiar por qué le es imposible auto controlarse e imponer su voluntad sobre su impulso de gratificación instantánea.

Estimado lector, si tienes el anhelo de cambiar algún aspecto importante en tu vida como  mejorar tus finanzas personales, necesitas saber que antes que cualquier información o conocimiento técnico sobre la materia, debes fortalecer tu voluntad para así poder ejercer el autocontrol en tu persona.

“No existe victoria más grande que vencerte a ti mismo” Platón

Cuando entre en ti la duda y estés a punto de ceder a tus impulsos, piensa en la recompensa; ¿cómo sería tu vida una vez que tu situación financiera sea como la deseas? piensa en que vale la pena sacrificar el placer instantáneo por una mejor calidad de vida que no sólo tendrá un impacto en tu persona, sino en la de tu familia.

Consideremos por ejemplo, que deseas pagar tus próximas vacaciones sin utilizar tu tarjeta de crédito ni pedir prestado. Supongamos que de acuerdo a tu planeación necesitas ahorrar $2,000 durante los próximos 6 meses, los cuales representan tu máxima capacidad de ahorro. Sin embargo durante esos próximos meses, no faltará el amigo que te incite a salir cada fin de semana, o a ir al estadio a ver a tu equipo favorito, o ¿cómo evitar querer ir al cine a ver el estreno de aquella película que estabas esperando? Así, mientras más ambicioso sea tu proyecto, tal parece que todo conspirase para que falles. Pero cuando estés a punto de hacerlo, solo recuerda y mantén en todo momento tu visión y la recompensa que viene por haber sido capaz de ejercer autocontrol, no comerte el malvavisco de inmediato y obtener los resultados satisfactorios a largo plazo, los cuales te harán sentir bien; ¡muy bien! y cuando así te sientas, podrás ponerle nombre a tu alcance: Éxito.

Hugo Jaramillo

 

La filosofía de la hormiga

La cigarra era feliz disfrutando del verano:  El sol brillaba, las flores desprendían su aroma…y la cigarra cantaba y cantaba. Mientras tanto su amiga y vecina, una pequeña hormiga, pasaba el día entero trabajando, recogiendo alimentos.

 – ¡Amiga hormiga! ¿No te cansas de tanto trabajar? Descansa un rato conmigo mientras canto algo para ti. – Le decía la cigarra a la hormiga.

 – Mejor harías en recoger provisiones para el invierno y dejarte de tanta holgazanería – le respondía la hormiga, mientras transportaba el grano, atareada. La cigarra se reía y seguía cantando sin hacer caso a su amiga.

Hasta que un día, al despertarse, sintió el frío intenso del invierno. Los árboles se habían quedado sin hojas y del cielo caían copos de nieve, mientras la cigarra vagaba por campo, helada y hambrienta. Vio a lo lejos la casa de su vecina la hormiga, y se acercó a pedirle ayuda.

– Amiga hormiga, tengo frío y hambre, ¿no me darías algo de comer? Tú tienes mucha comida y una casa caliente, mientras que yo no tengo nada. La hormiga entreabrió la puerta de su casa y le dijo a la cigarra. – Dime amiga cigarra, ¿qué hacías tú mientras yo madrugaba para trabajar? ¿Qué hacías mientras yo cargaba con granos de trigo de acá para allá?

– Cantaba y cantaba bajo el sol- contestó la cigarra.

– ¿Eso hacías? Pues si cantabas en el verano, ahora baila durante el invierno- Y le cerró la puerta, dejando fuera a la cigarra, que había aprendido la lección.

ant

“Suficiente es hacer todo lo posible”

La filosofía de la hormiga es simple, dice Jim Rohn; “las hormigas no se enfrascan en la pregunta ¿cuánto es suficiente? Ya que suficiente no es la diferencia entre 1000 u un millón. Suficiente es hacer todo lo posible”. 

¿Cuánto juntan las hormigas en el verano para enfrentar el invierno? La respuesta es sencilla y contundente: ¡TODO LO QUE PUEDEN! Así, el mejor ejemplo de esta filosofía lo tenemos en la naturaleza: un árbol crece todo lo que puede, al igual que la maleza y que la vida misma. Por lo que suficiente, no es una cantidad específica, sino todo lo posible.

Así, una persona debe desarrollarse todo lo que represente lo “mejor posible” ¿cuántos libros debo leer en los próximos 12 meses? Todos los posibles. ¿Cuánto debo practicar para ser un mejor jugador de fútbol, de tenis o nadador? Todo lo posible. ¿Cuánto debo prepararme para ser un excelente profesionista? Todo lo que sea posible.

El éxito es saber que estás haciendo lo mejor posible para convertirte en lo mejor versión  posible de ti mismo

 esfuerzo

“Cuando un hombre entrega lo mejor, ¿qué más queda?” George S. Patoon

¿Qué tiene de  malo un segundo lugar? Mucho o nada. Si dicho lugar se debió a que no hiciste tu  mejor esfuerzo, entonces debes aprender la lección  y comprometerte contigo mismo a entregar todo la próxima vez. En cambio, si el segundo lugar es el resultado de tu mejor esfuerzo posible, entonces debes sentirte satisfecho -¿porqué?- Porque entregaste todo y no me quedaste con nada, y en función a esa capacidad explotaste el 100%. Eso te hace un triunfador porque ganaste la mejor de las batallas: te vencíste a tí mismo. Hiciste lo mejor posible

 ¿En qué se convertiría este país si cada persona hiciera lo mejor posible? ¿Si las cosas se hicieran por convicción y no porque te estén viendo o porque: “¿para eso te pagan?”

 Te invito a que cada día apliques la filosofía de la hormiga a todo lo que haces. Que tu día sea suficiente porque hayas hecho lo mejor posible y así, te conviertas cada día en la mejor versión de ti.

 Hugo Jaramillo

Las oportunidades se ven con la mente

“Las mejores oportunidades no se ven con los ojos, se ven con la mente” Robert T. Kiyosaki

 Cuántas veces hemos escuchado: “Fulanito de tal, salió muy bueno para los negocios; quisiera ver las oportunidades que él ve”. Así también, la mayoría de las personas comentan “a mí no se me dan ventas” o “a mí no se me dan los números”……etc.

 Estimado lector, lo que se debe aprender realmente, es que las mejores oportunidades no se ven con los ojos; se ven con la mente.

Estudios en neurociencia han comprobado que tan solo el 1% de la información es procesada por nuestra mente consciente a través de la atención que ponemos en algo. En cambio, nuestra mente subconsciente es capaz de procesar el 99% de la información con la que interactuamos. Por ejemplo, cuando nos presentan a una persona, ponemos atención al nombre cuando lo escuchamos. Inmediatamente después nos extiende la mano para saludarnos y al mismo tiempo que intercambiamos miradas, procesamos el tono de su voz, la combinación de la ropa, el estilo de peinado, el grado de inclinación, acercamiento, etc.

 Bastaría su -“mucho gusto en conocerte”- para que nos agradase. Sin embargo, a menudo nos sucede que  no podemos explicar exactamente el porqué, pero tenemos una intuición que nos dice que algo en esa persona no nos gustó.

 Y es que gracias a ese súper procesador interno (subconsciente), nuestra mente revisa millones de bits de información  en los archivos históricos de nuestra memoria que quedaron grabados, gracias al apoyo de nuestras emociones a través de un sin número de experiencias. Cuando la información que nuestra mente subconsciente recibe, se asemeja a una experiencia previa de  resultados desagradables; inmediatamente nos manda una señal de alerta a la que solemos llamar intuición, que activa el mecanismo de huida o defensa, la cual nos hace sentir la urgencia de retirarnos de la situación y ponernos a salvo.

Lo misoportunidades mentemo sucede cuando buscamos oportunidades y soluciones. De manera consciente estamos buscando puertas y ventanas que nos abran la posibilidad de éxito en aquello que anhelamos. Así,  mientras nos enfocamos en buscarlas en  cada cosa que observamos e  interactuamos, nuestro súper procesador interno va al historial de millones de archivos a buscar información almacenada para encontrar coincidencias, resultados previos y así nos proporciona  una intuición hacia lo que buscamos.

¿Porqué sentimos incertidumbre?

Sentimos incertidumbre cuando nos sentimos seguros  de la decisión, porque no tenemos idea si lo que se nos está presentando es buena oportunidad o no lo es. Resulta que si no tenemos experiencia previa respecto a lo que buscamos, nos veremos obligados a confiar en lo que “vemos” y como ya lo mencionamos, lo que vemos con los ojos es limitado y corremos el riesgo de ser engañados por nuestros sentidos “por la propia imperfección de los mismos” como decía Sócrates.

Por todo lo anterior, el mejor consejo que te puedo dar es que busques enriquecer ese súper procesador interno (tu mente) con información y experiencias valiosas, las cuales serán posibles siempre que te rodees de las personas adecuadas, de los consejos de aquellos quienes lo han logrado y que por supuesto lo siguen logrando. Investiga y lee los aspectos relevantes de las biografías de personas exitosas. Ya no tienes pretexto, gracias a las tecnologías de la información es posible tener acceso a prácticamente información de cualquier tópico.

 Si tienes la convicción de lograr algo, por ejemplo “ser un gran vendedor” llena tu mente de información que contenga datos acerca de “cómo vender efectivamente” de tal manera que cuando quieras realizar la venta de tu vida, trabajen de la mano “tu atención” (consciente) en el objetivo, así como todo tu procesador interno (subconsciente) el cual te estará guiando a través de pequeños impulsos de intuición que te estarán haciendo sentir que estás en la dirección correcta y así ganaras confianza en ti mismo, misma que se proyectará a tu cliente, cuyo procesador interno a su vez le diría “Si, confío en él, puedes comprarle lo que te vende”

 Así, las mejores oportunidades se ven con la mente, a través de la sinergia y trabajo en equipo entre tu atención y tú súper procesador interno.

“La verdadera sabiduría consiste en saber diferenciar  aquello que debe saberse, de aquello que no es necesario saberse” Aristóteles

Cultívate con información que sea útil y retira tu atención de aquello que solo logre confundirte. El que pueda realizarlo, desarrollará una mente maestra capaz de distinguir las mejores oportunidades, donde nadie más es capaz de verlas, porque los demás confían en lo que ven sus ojos, ¡tu confiarás en lo que ve tu mente!

Hugo Jaramillo

Añade valor a la vida

La única manera en la que podemos enriquecernos al mismo tiempo que contribuimos al progreso de nuestra sociedad, es dando más valor a  las personas que lo que recibimos de ellas en dinero.

Yo sé que te ha pasado cuando menos alguna vez, cuando algún servicio o producto, que después de recibirlo has pensado “creo que lo que pagué fue poco en comparación al beneficio que recibí”  y te sientes muy bien, tienes la sensación que tu dinero ha sido bien aprovechado, que tomaste una decisión inteligente.

Estoy seguro también que muchas veces has experimentado la sensación de que lo que pagaste no cubrió tus expectativas de satisfacción. A esto es a lo que verdaderamente le llamamos “caro” “me costó caro” -¿porqué?- simple: porqué tienes la sensación que el servicio o producto que recibiste en valor de uso, fue inferior al dinero del que te desprendiste y quedan en ti dos huecos: el del dinero que se fue y la carencia de valor de lo que recibiste a cambio.

 Por muchos años se le ha dicho a la gente una gran mentira  que muchos la han aceptado como verdad y  adoptado como una creencia, que se ha esparcido como una gran  infección: “el que no tranza no avanza”.

Si bien, es cierto que una mentira no ocasiona algún daño a menos que alguien se la crea, el problema es que una gran parte de nuestra sociedad se la ha creído y la ha adoptado e integrado a su forma de vida, a tal grado que ciertas personas consideran que han hecho un buen negocio ¡cuando le han vendido a su cliente una chatarra por una buena cantidad de dinero! -piensan- “mientras el intercambio sea la mayor cantidad de dinero que se obtenga, por el menor valor en uso que se entregue;mejor el negocio”. Aunado a esto suele acompañarse la expresión lamentable: “ya me lo fregué”

En verdad se cosecha lo que se siembra. Los resultados están a la vista de todos. Si anhelamos cosechas  diferentes, es tiempo de sembrar con semillas nuevas. Debemos comenzar a partir de este momento, sembrar la idea de valor, de hacer el siguiente compromiso “prometo en cada transacción otorgar un valor superior al dinero que obtenga de mi cliente”.

negociacion

“La única manera digna de enriquecerme es enriqueciendo  a los demás”

La ley de la abundancia dice “la única manera digna de enriquecerme es enriqueciendo  a los demás”. Así que; a menos que  aporte valor a la vida de los demás, jamas podré enriquecerme dignamente.

Este día pregúntate ¿a quién puedo agregar valor el día de hoy? ¿A quién puedo enriquecer con un comentario, con un abrazo, con una sonrisa, con un donativo? Te aseguro lo siguiente; al momento en que lo hagas, ¡habrás presionado el botón de inicio en  la gran maquinaria del orden universal!

Estimado lector; si eres creyente recordemos las siguientes palabras “busca primero el reino y su justicia divina y lo demás vendrá por añadidura” y si no lo eres, recuerda las palabras de Isaac Newton: “a toda acción corresponde una reacción con la misma intensidad en sentido opuesto”

Así pues,  ambas declaraciones nos dejan en claro algo: “todo comienza con lo que haces” así que te invito el día de hoy a que lleves a cabo una acción que pueda mejorar el día de una persona. Si vas a vender un producto o a prestar un servicio, asegúrate que entregarás a tu cliente más de lo que te entregará en dinero. Esta es la verdadera ley de la vida, es así como las civilizaciones  florecen, es así como las sociedades son más justas, es así como se hacen las cosas.

Si consideras que este artículo fue útil, agradezco tus valiosos comentarios.

Hugo Jaramillo